Usted está aquí

Reducen con ‘Visión Cero’ índice de fatalidades viales en Bogotá

Con esta campaña se cuadyuvó a reducir en un 37 por ciento las fatalidades en vías principales de la capital colombiana

Desde 2016, la Secretaría Distrital de Movilidad en Bogotá, Colombia, aplicó la campaña Visión Cero la cual busca tomar medidas de prevención para reducir drásticamente el número de muertes por incidentes viales. Esta campaña forma parte de una estrategia integral de seguridad vial para todas las ciudades del mundo, que tiene como objetivo llevar a cero los decesos al aplicar en las calles todas las medidas preventivas posibles.

La efectividad de esta campaña para la seguridad vial en la capital colombiana es visible, pues de octubre de 2018 a marzo de 2019 se redujeron los percances viales en las cinco vías de mayor congestionamiento de la capital colombiana, en un 37 por ciento con respecto a los últimos tres años; otro indicativo del éxito de Visión Cero es que el registro de fatalidades por tránsito ha sido el menor en los últimos 15 años.

Visión Cero

Visión Cero, desarrollada en Suecia en 1997, está basada en los siguientes cuatro principios: ética, responsabilidad, seguridad y mecanismos para el cambio. La premisa de la campaña sugiere que los vehículos motorizados no rebasen los siguientes límites de velocidad:

  • 30km/h en ubicaciones con posibles conflictos entre peatones y automóviles
  • 50km/h en intersecciones con posibles colisiones laterales entre vehículos
  • 70km/h en vías con posibles impactos frontales entre automóviles
  • 100km/h en vías con posibles impactos contra infraestructura

Desarrollo de la visión cero

Visión Cero en Bogotá es parte de la Iniciativa Global de Seguridad Vial, en la que 10 ciudades del mundo reciben apoyo por parte de Bloomberg Philantropies durante cuatro años. Con el objetivo de reducir las 1.3 millones de muertes que suceden en el mundo cada año en países en desarrollo, la fundación integró esta Iniciativa, para la cual ha destinado más de 250 millones de dólares, su apoyo se enfoca en cinco intervenciones:

  • Conducta de los usuarios. Uso de cinturón de seguridad, uso de casco para motocicletas y bicicletas, y evitar conducir en estado de cansancio o bajo los influjos de alcohol o drogas.
  • Seguridad vial. Pavimentación, instalación de terraplenes elevados, cruces peatonales, mejoramiento en las intersecciones viales entre otras intervenciones más
  • Transporte urbano sustentable. Incluye sistemas de transporte masivo, infraestructura para peatones o ciclovías con lo que se puede reducir el índice de fatalidades en un 40 por ciento.
  • Estándares de seguridad en los vehículos. Que cuenten con cinturones de seguridad o bolsas de aire.
  • Fortalecimiento de políticas públicas. Hacer recomendaciones en la legislación de las ciudades, para hacer obligatorias las medidas de prevención.

La campaña parte de que la manera más eficaz de proteger tanto a los usuarios vulnerables (peatones, ciclistas y motociclistas), como al resto de los habitantes de la ciudad, es controlando y reduciendo la velocidad en las vías de zonas urbanas.

Para llevar a cabo la Iniciativa Global de seguridad Vial, Bloomberg Philantropies, se asoció con las organizaciones líderes en seguridad vial en el mundo para coordinar e implementar la seguridad vial en las 10 ciudades. Las tres ciudades en Latinoamérica en formar parte de la Iniciativa fueron Bogotá en Colombia, y Fortaleza y Sao Paulo en Brasil.

El Ross Center para Ciudades Sustentables del World Resources Institute (WRI) fue una de las instancias internacionales que respaldó a la Secretaría Distrital de Movilidad en Bogotá, con asesoría técnica y ambiental. WRI orientó a los tomadores de decisiones de la ciudad en cuanto a temas de movilidad sostenible, y apoyó con inspecciones de seguridad vial en al menos 40 puntos de esa ciudad, para hacer observaciones y reducir la velocidad.

Además, el Ross Center colaboró en mejorar el acceso al transporte público y de bicicletas, para que los usuarios tuvieran mayor seguridad a la hora de acceder a esos sistemas, y a la hora de movilizarse por las ciclorrutas. Asimismo, realizó una metodología para diseñar y establecer las medidas de pacificación de tránsito seguro en calles compartidas con peatones, zonas con uso de suelo comercial, vías arteriales con intersecciones y en las autopistas.

Visión Cero

El Programa de Gestión de Velocidad en Bogotá, estuvo acompañado de una estrategia de comunicación transversal que informó permanentemente a la comunidad, las medidas que se ejecutaban y sus objetivos, resaltando los beneficios asociados con la gestión de la velocidad, como la disminución de víctimas de siniestros viales, la mejora de la habitabilidad de la ciudad, la reducción de emisiones y la promoción del transporte sostenible.

La Iniciativa también involucró la prevención de víctimas fatales por motocicleta cuyos resultados, arrojaron que se redujeron las muertes en un 60%, con 4 fatalidades. Es decir que en enero de 2019 se salvaron 6 vidas de ocupantes de motocicleta en comparación al mismo periodo de 2018.

Ante estos resultados, la intención de Juan Pablo Bocarejo Suescun, Secretario Distrital de Movilidad y su equipo, será aplicar los reglamentos de Visión Cero en las vialidades de mayor tránsito de Bogotá, para así evitar fatalidades y lesiones graves asociadas a estas causas, dado que a mayor velocidad, mayores son las probabilidades de que ocurran siniestros.

Share

Añadir nuevo comentario

Mantente Conectado

Regístrate para recibir noticias de WRI Mexico

Recibirás noticias y anuncios de la red WRI Mexico.