Usted está aquí

DECLARACIÓN: 2,100 millones de dólares comprometidos para para restaurar tierras degradadas en América Latina, ofreciendo soluciones climáticas globales

Bonn, Alemania. Durante la COP23 de cambio climático, el World Resources Institute (WRI) anunció un hito de $2.1 mil millones de dólares en inversión privada destinada a restaurar tierras degradadas en América Latina y el Caribe, a través de la Iniciativa 20X20. A partir de ahora, 19 inversionistas privados están apoyando más de 40 proyectos de restauración, con 10 millones de hectáreas de tierra ya en proceso de restauración. Esto demuestra un fuerte interés del sector privado en la restauración en América Latina y en todo el mundo.

El cambio en el uso de la tierra, la silvicultura y la agricultura representan aproximadamente la mitad de todas las emisiones de GEI1 de América Latina y el Caribe, y se incluyen en las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC por sus siglas en inglés) de muchos países. La restauración forestal y paisajística es fundamental para cumplir el objetivo planteado en el Acuerdo de París de mantener el calentamiento global por debajo de los 2° C, ya que nuevas investigaciones del Nature Conservancy Project revelan que la restauración tiene el mayor potencial para almacenar carbono de cualquier solución climática terrestre.

A través de la Iniciativa 20x20, 16 países se comprometieron a restaurar 53.2 millones de hectáreas de tierra, superando con creces el objetivo inicial de restaurar 20 millones de hectáreas para 2020. Las nuevas inversiones tienen implicaciones mundiales ya que hay más de dos mil millones de hectáreas de tierras degradadas y deforestadas en todo el mundo y un déficit anual de alrededor de $300 mil millones necesarios para la restauración y la conservación.

México es uno de los firmantes del compromiso . Para el territorio nacional el proceso de restauración de paisajes es de suma importancia debido a que el 47 por ciento del territorio nacional presenta degradación severa o extrema; aunado a que el 72 por ciento de la población mexicana vive en tierras con estos niveles de degradación (severa o extrema). En WRI México consideramos estas inversiones como un gran avance, ya que, además del servicio ambiental, restaurar paisajes provee un retorno económico y puede reactivar la economía de una región degradada. WRI estima que el beneficio económico promedio de restaurar una hectárea en América Latina es de $1,140 USD anuales (puede variar dependiendo del tipo de ecosistema, región, etc.).

"Tenemos la tarea y el compromiso de encontrar y desarrollar proyectos productivos que ayuden en la restauración de tierras y sean atractivos para los inversionistas, y con éstos desarrollar esquemas financieros que ayuden a los productores" dijo Javier Warman, director de Bosques en WRI México.

A continuación, se encuentra una declaración de Walter Vergara, Coordinador de la Iniciativa 20x20, World Resources Institute:

“La restauración en América Latina es una oportunidad imperdible. Con más de $2 mil millones de dólares en inversiones destinadas solo a América Latina, la restauración es una solución climática que funciona y es una gran inversión. Recuperar la vida de las tierras degradadas y deforestadas es benéfico para los inversionistas, los gobiernos y las comunidades locales. Esta es precisamente la razón por la cual la restauración continúa generando un impulso político y financiero.

La investigación de WRI muestra que los beneficios económicos de restaurar 20 millones de hectáreas de tierras degradadas en América Latina podrían alcanzar los 23 mil millones de dólares, mientras que al mismo tiempo se reducen las emisiones de GEI, mejorando la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia. El éxito de la Iniciativa 20x20 en la atracción de inversión privada en América Latina es un modelo de éxito para otras regiones y puede ofrecer importantes reducciones de emisiones para cumplir con los compromisos del Acuerdo de París”.

Los inversionistas ven claramente los beneficios de la restauración: impulsar la productividad agrícola, crear empleos, mejorar la biodiversidad, generar agua limpia y aumentar el crecimiento económico, al tiempo que se reducen las emisiones. Aunque la restauración ha sido reconocida por la comunidad ambiental como una solución climática de alto impacto, ahora vemos a los inversionistas moverse más rápido que nunca para capitalizar el negocio de la plantación de árboles.

Hemos alcanzado un hito importante para la Iniciativa 20x20 con $2,100 millones de dólares financiamiento destinado de 19 inversionistas. Esta inversión del sector privado ya está convirtiendo los compromisos de restauración en realidades en casi 10 millones de hectáreas de tierra. A medida que el interés continúa creciendo, es el momento ahora para invertir en la restauración y devolver la vitalidad a las tierras degradadas”.

Para obtener más información, visite: Iniciativa 20x20

Contact

Manténte Conectado