Usted está aquí

Organizaciones civiles exhortan a candidatos al Edomex a comprometerse con la movilidad sustentable

La campaña #YoMeMuevoEdomex solicita y propone acciones para mejorar la calidad del transporte, garantizar la seguridad y reducir los tiempos de viaje de los mexiquenses
 
Se proponen siete líneas de acción, entre las que se destaca la conexión e integración de todos los modos de movilidad existentes en el estado, así como el establecimiento de instituciones y asignación de recursos
 
Se invita a los candidatos a firmar la agenda y hacer público su compromiso con #YoMeMuevoEdomex a través de eventos, redes sociales y medios de comunicación
 
 
El Instituto de Recursos Mundiales (WRI México), el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP México), el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y la Fundación Tláloc, Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), líderes, expertos y activistas, como permanentes impulsores de ciudades sustentables, competitivas y equitativas, invitamos públicamente a los candidatos a gobernador(a) del Estado de México (Edomex) a sumarse y comprometerse con la Agenda de Movilidad EDOMEX 2025 para el periodo 2017 – 2023.
 
El compromiso y la determinación de la siguiente administración en el Estado de México son fundamentales para avanzar en la movilidad de más de 16 millones de personas y facilitar el acceso equitativo a los bienes y servicios de las ciudades. El reto es grande, el Edomex ha tenido un crecimiento superior a 300% en su parque vehicular en los últimos 10 años, acercándose a los 5 millones de automóviles. Mientras tanto, mil 643 mexiquenses pierden la vida en hechos de tránsito prevenibles (70% de ellos peatones y la mayoría concentrados en zonas urbanas). Pese a que menos del 30% de los habitantes del estado se mueven en vehículo privado, la inversión en infraestructura para el auto ha sido sistemáticamente la que ha tenido prioridad. Además, los delitos cometidos en el transporte público han crecido de manera alarmante y solamente 17% de la red de transporte masivo de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) se encuentra en territorio mexiquense.
 
Pese a los esfuerzos por implementar mejores sistemas de transporte como el Mexibús y el Mexicable, los problemas en calidad de vida de los mexiquenses se mantienen, muestra de ello es que pueden llegar a perder hasta cinco años de su vida productiva transportándose. Aquellos que ganan en promedio dos salarios mínimos pueden emplear más del 40% de su ingreso para transportarse. Estamos convencidos de que la movilidad puede transformar completamente la calidad de vida de las personas. Los sistemas de movilidad habilitan el acceso a derechos humanos establecidos en la Constitución como trabajo, educación, salud, vivienda, seguridad, tránsito, por nombrar algunos, mismos que el Estado debe garantizar. 
 
Ante este escenario proponemos siete líneas y compromisos de acción que en su conjunto pueden lograr cambios significativos en el día a día de los mexiquenses:
 
1. Transformar la calidad del transporte público: Garantizar un transporte seguro, digno y eficiente. Para este fin es indispensable un sistema integrado de transporte masivo, reestructurar el transporte público concesionado tradicional hacia un modelo empresarial con mejores vehículos, operación y servicio.
2. Seguridad para movernos: Garantizar la seguridad personal y vial en las ciudades. La vida, la integridad física y moral de los ciudadanos, principalmente de los grupos más vulnerables, debe ser el eje de las políticas de movilidad en el estado. Se requiere infraestructura segura, programas de seguridad en el transporte y un plan integral de seguridad vial Visión Cero Accidentes.
3. Movilidad con aire limpio: Continuar e implementar estrategias de reducción de emisiones derivadas de los vehículos y el transporte de carga. Se requiere un programa de gestión de flota para el control de emisiones contaminantes, así como un mejor monitoreo de la calidad del aire fortaleciendo la Red Automática de Monitoreo Atmosférico y la comunicación de riesgos a la salud por exposición a contaminantes.
4. Impulsar ciudades densas, compactas y conectadas: Las ciudades deben potenciar el crecimiento intraurbano en zonas centrales y cercanas al transporte público con barrios y colonias densas, con mezcla de usos del suelo y espacios públicos de calidad, con un porcentaje adecuado de vivienda social, plantas bajas activas y alta conectividad urbana, garantizando la equidad y el manejo sostenible de los recursos vitales para la calidad de vida que mejoren la resiliencia de las ciudades. No se debe construir más vivienda distante, dispersa y desconectada. De la misma manera es necesario crear un área dentro de la Secretaría de Movilidad para promover la movilidad activa y fortalecer al Sistema de Bicicleta Pública Huizi para que crezca y se lleve a otros municipios.
5. Integrar y potenciar los grandes proyectos urbanos: El Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM) y el Tren Interurbano México-Toluca deben ser una oportunidad para mejorar la movilidad urbana de la región y la gestión eficaz de desarrollo. 
6. Instituciones fuertes, ágiles y capacitadas: Establecer un marco institucional que permita clarificar leyes, procesos, responsables, gestores e instituciones que ejercen y operan los sistemas de movilidad. En particular se requiere el establecimiento de un órgano gestor para la operación adecuada de los sistemas de transporte y trabajar en conjunto con el Observatorio Ciudadano para la Movilidad Sustentable del Estado de México.
7. Financiamiento para la movilidad sustentable: Garantizar diversas fuentes de financiamiento, dando prioridad en la inversión a la movilidad sustentable. El esquema financiero debe promover que los modos más contaminantes paguen sus externalidades y favorecer a los más sustentables. 
 

Contact

Manténte Conectado