Usted está aquí

POSICIONAMIENTO: Líderes mundiales reafirman la necesidad de atacar el Cambio Climático en el G20

·         19 países reafirman compromisos ambientales. Estados Unidos se aísla.

·         Las economías emergentes representan un mercado superior a los 23 billones de dólares.

 

Washington, 08 de julio de 2017.– Durante la Cumbre G20 en Hamburgo, Alemania, diversos países acordaron enviar un comunicado oficial conjunto y, todos los líderes excepto el presidente Donald Trump, firmaron el Plan de Acción para el Crecimiento del Cima y la Energía, demostrando su compromiso con el Acuerdo de París contra el cambio climático. Este comunicado del G20 también reafirma que la reducción de emisiones de carbono puede ir lograrse al tiempo que se apoya el crecimiento económico y se refuerza la seguridad energética.

 

Compartimos las declaraciones de Andrew Steer, presidente y CEO del World Resources Institute (WRI):

 

Al final, fue un aplastante triunfo para los países que han expresado su apoyo a la acción climática global. La canciller Merkel demostró un liderazgo hábil para reunir a las 19 economías más grandes del mundo y entregar un mensaje directo y claro sobre la acción climática. Estos líderes entienden que el cambio hacia un futuro bajo en carbono puede impulsar el crecimiento económico a largo plazo, incluyendo oportunidades de inversión en economías emergentes por más de 23 billones de dólares.

 

El presidente Trump continuó aislándose al no firmar el Plan de Acción para el Crecimiento del Clima y la Energía, mostrando cómo su administración no tiene el tacto para este problema. Un creciente equipo de investigadores de WRI y de la Comisión Global sobre Economía y Clima ha demostrado que una política climática más inteligente promueve una mayor eficiencia, más empleos, nuevas tecnologías y una mejor calidad de vida, contraria a la visión del presidente Donald Trump.

 

Una y otra vez los líderes mundiales han afirmado que el Acuerdo de París sienta las bases para un camino más próspero y seguro. Al acordar el comunicado y el Plan de Acción en el G20, estos 19 líderes mostraron su inconfundible compromiso con un futuro más brillante. Mientras los representantes de Estados Unidos presionaron contra el comunicado conjunto, los líderes alemanes, europeos y muchos otros mantuvieron su visión firme para mantener el comunicado centrado en la realidad. Estados Unidos cabildeó para incluir una referencia sobre el uso de combustibles fósiles, oponiéndose a la necesidad de abordar el cambio climático, pero ningún país participante aceptó este punto.

 

Ejemplos sobre el impulso a un futuro bajo en carbono abundan. India ha aumentado exitosamente su capacidad de producir energía eólica en 5.5 Gigavatios durante este año, superando su objetivo para 2017 de 4 Gigavatios. Recientemente China duplicó su compromiso para impulsar las energías renovables al anunciar una inversión de 360 mil millones de dólares para energías limpias por los próximos 3 años, con lo que generará alrededor de 13 millones de empleos. Países como Francia y Noruega se están preparando para un mundo sin autos de combustión interna. Empresarios e inversionistas están aumentando su apoyo a la rápida aplicación del Acuerdo de París, al tiempo que reconocen los riesgos de no actuar.

 

La dirección rumbo a las energías limpias es fuerte y clara, la cuestión sigue siendo qué tan rápido podemos avanzar y qué tan rezagado quedará Estados Unidos al final de la administración Trump.

Posicionamiento original, en inglés.

Contact

Manténte Conectado