Usted está aquí

POSTURA: Orden Ejecutiva de Trump es un ataque radical contra la Acción Climática de Estados Unidos

WASHINGTON, D.C. – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmará una Orden Ejecutiva para modificar algunos de los puntos más importantes de la estrategia climática del país. Esta orden busca “revisar” el Plan de Energía Limpia para revertir los límites impuestos para la extracción de carbón en zonas federales, así como modificar las regulaciones de metano y los requerimientos para incluir al cambio climático como parte de las evaluaciones ambientales; además de reexaminar el costo social por la extracción y uso del carbón.

Declaración del Dr. Andrew Steer, Presidente y CEO del World Resources Institute

El liderazgo de la administración Trump está fallando en proteger la salud de los estadounidenses, el medio ambiente y la economía. Se ha demostrado una y otra vez que el crecimiento económico sustentable y la seguridad nacional van de la mano con una buena gestión ambiental.

Golpear la acción climática de Estados Unidos provocará un grave retroceso en el país, haciendo más difícil y caro reducir las emisiones. La ciencia climática es clara e inquebrantable: el aumento en las emisiones de Gases de Efecto Invernadero está calentando nuestro planeta, poniendo en riesgo a las personas y los negocios.

El Plan de Energía Limpia tiene un enfoque flexible y basado en el sentido común para reducir las emisiones desde el sector energético. Actualmente está generando que los mercados viren hacia energías limpias, lo cual es bueno para la economía y la competitividad de Estados Unidos.

No se deben anular los proyectos que protegen nuestro aire de emisiones de metano y ponen límites al arrendamiento de tierras para extraer carbón. La administración Trump también está equivocada al retirar el apoyo a las comunidades locales que buscan fortalecerse y protegerse ante el aumento en el nivel del mar, fenómenos meteorológicos extremos y otros impactos climáticos.

Esta administración ha mostrado estar contra las compañías, inversionistas y consumidores estadounidenses que desean energías limpias que, además, están generando empleos y revitalizando comunidades. Muchos gobernadores y alcaldes continuarán adoptando soluciones bajas en carbono porque sencillamente son buenas para la creación de empleos, la gente y el planeta.

Miembros republicanos y demócratas ya se han comprometido a aprovechar la energía solar y eólica porque es buena para sus representados. Cientos de empresas líderes también se han comprometido a reducir sus emisiones y apoyar la Acción Climática por interés económico.

En todo el mundo, los países han firmado compromisos para avanzar hacia economías bajas en carbono que harán un mundo más seguro y próspero.

No se equivoquen: esta Orden Ejecutiva socavará la salud y la economía de Estados Unidos. La autoridad moral y el liderazgo global sobre otros dejará a Estados Unidos atrás.

*Declaración original (en inglés) aquí.

Contact

Manténte Conectado