Usted está aquí

Alinear las finanzas, el objetivo olvidado del Acuerdo de París

Sin alinear las finanzas, los objetivos de mitigación y adaptación no se lograrán, afirman expertos

El Acuerdo de París de 2015 abrió nuevos caminos al incluir, como uno de sus tres objetivos a largo plazo, el compromiso de “hacer que los flujos financieros sean consistentes con un camino hacia las bajas emisiones de gases de efecto invernadero, y el desarrollo resistente al clima”. Esto es el Artículo 2.1c.

No aparece en los titulares tan a menudo como los otros dos objetivos a largo plazo: limitar el aumento de la temperatura promedio mundial (Artículo 2.1a), y aumentar la capacidad de adaptación a los impactos del clima (Artículo 2.1b). Sin embargo, sin alinear las finanzas, los objetivos de mitigación y adaptación no se lograrán.

 

¿Por qué las finanzas son importantes?

El objetivo a largo plazo del Acuerdo de París en materia de finanzas, marca la primera vez que, en las negociaciones sobre el clima de las Naciones Unidas, los países establecieron un objetivo colectivo que refleja la escala de esfuerzo necesaria en materia de finanzas, para abordar el cambio climático. Las negociaciones se han centrado históricamente en la financiación pública de los países desarrollados a los países en desarrollo. Esta financiación es vital, en particular para los países en desarrollo más pobres y más vulnerables, pero es sólo una parte de la imagen.

Centrarse sólo en un subconjunto de fondos públicos para evaluar el progreso en las finanzas, sería como examinar sólo las emisiones de dióxido de carbono para evaluar el progreso en la mitigación. Sin duda, el CO2 es un factor clave del cambio climático, pero sin considerar todos los gases de efecto invernadero y los principales emisores, no abordaremos el problema con éxito. Los negociadores entienden la necesidad de mirar todas las emisiones; de manera similar, el Artículo 2.1c reconoce la importancia de considerar todas las finanzas, públicas y privadas, nacionales e internacionales, y de garantizar que respalden (y no socaven) la transición a un mundo con emisiones cero netas de gases de efecto invernadero, y resiliente al clima.

 

¿mo lograr que se inviertan billones?

Para dar una idea de la escala del desafío, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) cita el stock mundial de capital financiero en 386 billones de dólares. ¿Qué se necesitaría para hacer que estos billones sean consistentes con los trabajos para lograr bajas emisiones y resiliencia al clima?

Nuestro nuevo documento, Haciendo que las finanzas sean consistentes con los objetivos climáticos: perspectivas para la puesta en práctica del Artículo 2.1c del Acuerdo de París de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), propone tres acciones para que los gobiernos y otras partes interesadas implementen el Artículo 2.1c: (1) impulsar la acción para movilizar y cambiar las finanzas; (2) contrastar el progreso con el Artículo 2.1c; y (3) aumentar la ambición.

El cambio debe venir de actores públicos y privados. Pero esto no sucederá pasivamente; son necesarias diversas intervenciones para impulsar la demanda real de financiamiento bajo en emisiones y resistente al clima, y para aumentar la oferta de financiamiento compatible con la acción climática.

Hay cuatro conjuntos de herramientas clave que los gobiernos pueden emplear para cambiar las finanzas:

1.     Políticas y regulaciones financieras que influyan a través de la ley. Por ejemplo, en 2015, Francia aprobó una ley que obliga a propietarios y administradores a reportar activos climáticos.

2.     Palancas de política fiscal que influyan a través de los precios. Por ejemplo, en 2011, Uruguay implementó subastas de energía renovable y tarifas de alimentación que impulsaron el rápido desarrollo de la energía lica.

3.     Finanzas públicas que influyan al cambiar el riesgo financiero. Por ejemplo, la creación de bancos verdes y fondos climáticos para financiar actividades de reducción de emisiones y resiliencia climática, los compromisos de los bancos multilaterales de desarrollo para aumentar su financiamiento climático, y reducir el apoyo a los combustibles siles.

4.     Instrumentos de información que influyan al aumentar la conciencia sobre los riesgos y las oportunidades climáticas. Por ejemplo, en 2017, el Grupo de trabajo sobre divulgaciones financieras relacionadas con el clima, lanzó un marco para que las empresas divulguen los riesgos relacionados con el clima, en sus presentaciones financieras a inversores y otras partes interesadas.

Si bien nuestro análisis se centró en políticas y prácticas específicas de financiamiento en otros sectores, como los mandatos de energía renovable o la incorporación de proyecciones climáticas en la planificación agrícola, también desempeña un papel fundamental al configurar un entorno de inversión s amplio.

Ya están llevándose a cabo muchas acciones para apoyar los objetivos del Artículo 2.1c. Sin embargo, con miles de millones de dólares destinados a actividades que son incompatibles con los objetivos climáticos, como los subsidios a los combustibles siles de más de 373 mil millones de dólares en 2015, hay claramente un largo camino por recorrer para alcanzar el objetivo.

 

¿Qué puede hacerse en las negociaciones y s allá?

Los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil tienen roles críticos que desempeñar para impulsar la acción climática, hacer un seguimiento del progreso y aumentar las ambiciones. La carga de trabajo es considerable y será importante realizar un mapa, coordinar y aprovechar las iniciativas existentes, así como desarrollar otras nuevas, para lograr los objetivos del Artículo 2.1c.

            Hay pasos que deben tomarse dentro y fuera del alcance de las negociaciones sobre el clima:

1.     Dentro de las negociaciones sobre el clima de la ONU, garantizar que las directrices de implementación del Acuerdo de París (que se acordarán durante la COP24), aclaren y desarrollen las disposiciones del Acuerdo para respaldar las medidas que los países pueden adoptar para cumplir con el Artículo 2.1c. Los negociadores deben garantizar que el inventario global (la evaluación colectiva del progreso que se llevará a cabo cada cinco años), analice el progreso en hacer que todos los flujos financieros sean consistentes con los objetivos climáticos, y permita aportes de la amplia variedad de fuentes que tienen los datos vitales para hacerlo. Los países también podrían incluir voluntariamente compromisos para alinear sus finanzas con sus futuras Contribuciones Nacionales Determinadas (NDC, por sus siglas en inglés), y luego informar sobre el progreso de éstas a través de un marco de transparencia mejorado.

2.     s allá de las negociaciones, informar y movilizar a los actores clave, incluidas las instituciones financieras públicas, los inversores y los grupos empresariales, para apoyar los esfuerzos y hacer que los flujos financieros sean coherentes con los objetivos climáticos. También es necesario garantizar que las iniciativas existentes cumplan con sus compromisos anteriores, así como establecer nuevos compromisos ambiciosos y alineados con el Acuerdo de París. Algunas de las iniciativas para aumentar la ambición, incluyen presupuestos ecológicos, y esfuerzos para integrar la resiliencia al clima en la financiación del desarrollo. En el corto plazo, la Cumbre sobre el Clima de 2019, del Secretario General de las Naciones Unidas, y la Iniciativa de Liderazgo de Financiamiento del Clima, asociadas, brindan oportunidades para evaluar el progreso, aumentar la cooperación y avivar nuevas promesas para alcanzar la meta financiera.

Hay una necesidad urgente de actuar pido. El reciente informe del IPCC encontró que, para limitar el calentamiento a 1.5°C, el mundo necesita alcanzar emisiones netas cero de gases de efecto invernadero, en un plazo de 25 años, y esto requerirá una "reasignación importante de la cartera de inversiones". Más crudamente, las emisiones actualmente en curso superaran el “presupuesto de carbono” para no superar el 1.5°C en 2030. No hay tiempo para retrasar.

Para obtener más información sobre el Artículo 2.1c, descargue nuestro nuevo documento: Haciendo que las finanzas sean consistentes con los objetivos climáticos: Información para poner en práctica el Artículo 2.1c del Acuerdo de París.

 

#WRI #COP24, #NDC, #AcuerdodeParís, #CambioClimático, #FinanciamientoClimático

Share

Añadir nuevo comentario

Nuevo de WRI

Mantente Conectado