Usted está aquí

Las ocho historias medioambientales que definirán 2020

El presidente de WRI abordó los grandes temas que veremos este año y cómo las acciones de gobiernos, empresas y emprendedores les darán forma

El año 2020 será crítico para las personas y el planeta. Como cada año, Andrew Steer, presidente y director general del Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés) presentó las ocho historias que tendrán mayor relevancia en la agenda climática durante esta nueva década. Steer exploró las tendencias, los momentos más importantes y las decisiones políticas necesarias, relacionadas con el cambio climático, la biodiversidad, la sostenibilidad corporativa, la tecnología, la política, entre otros temas, durante la presentación de Stories to Watch el pasado 9 de enero en la sede global de WRI, en Washington D.C.

El mundo no fue amable con el medio ambiente durante la última década, la más cálida de la historia. Ciudades como Ciudad del Cabo, Sudáfrica, casi se quedaron sin agua. Inundaciones récord mataron a 1.300 personas en India y Pakistán. Los incendios quemaron más de 22 millones de acres (9 millones de hectáreas) en California, Amazonia y, más recientemente, en Australia, destruyendo bosques, hogares y vidas humanas. En México la creciente producción de aguacate, conocido como el “oro verde” mexicano, también ha causado deforestación en los bosques y degradación de los suelos en el centro y sur de México, y en las últimas décadas, el País ha sufrido dos de las peores temporadas de incendios.

"El 2020 será un punto de inflexión para bien o para mal. Los retos de sostenibilidad que hay que afrontar en este decenio son importantes, de gran alcance e interrelacionados. Ningún actor individual podrá resolverlos. La acción colectiva, con los cinco actores trabajando juntos, apoyándose mutuamente e inspirando una mayor ambición, es esencial para lograr cualquier tipo de progreso.", dijo Andréw Steer en la presentación de las ocho historias medioambientales Stories to Watch, en su edición 17.

Durante el evento también se discutió cómo las acciones de los gobiernos, las empresas, los activistas, las finanzas y los emprendedores darán forma a la trayectoria de la acción climática y otros temas ambientales de la década venidera.

Tres asuntos de prioridad

Océanos: estableciendo un nuevo rumbo

Las olas de calor marítimas se han duplicado desde 1982, lo que ha provocado el blanqueamiento de los corales. Cada año se acumulan ocho millones de toneladas métricas de plásticos en el océano. El 33 por ciento de las reservas pesqueras están sobreexplotadas y el 60 por ciento están totalmente explotadas. El Informe Especial del IPCC sobre el Océano y la Criósfera dice que el impacto climático en el océano para 2050 será de 428 mil millones de dólares.

Los objetivos para cumplir en 2020 incluyen acabar con la pesca ilegal, poner fin a los subsidios de pesca perjudiciales, proteger el 10 por ciento del océano.

Biodiversidad: ¿Logrará lo suficiente la Cumbre de la Biodiversidad?

La biodiversidad está en riesgo, un millón de especies están siendo amenazadas con la extinción y desde 1970 ha disminuido el 60 por ciento de las especies animales. Este año se llevará a cabo la Cumbre de Biodiversidad en Kumming, China, la cual podría ser un espacio para que nuevos objetivos impulsen la rendición de cuentas en temas geográficos, sobre la huella de carbono o el intercambio equitativo.

Además, podrá ser una oportunidad para que los gobiernos se comprometan a proteger el 30 por ciento del océano y el suelo. Las propuestas de China estarán en el foco de atención, ya que es el primer importador de soya, carne vacuna y madera. De la misma manera está a la cabeza en cuanto a la inversión extranjera en la industria de extracción e infraestructura.

Cambio climático: ¿Impulsará la COP26 la acción mundial?

La década del año 2010 al año 2019 fue la que mayores temperaturas ha registrado en la historia y ha sido la más alta en emisiones de CO2. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2020 tendrá lugar del 9 al 20 de noviembre en Glasgow, Escocia, y veremos si los grandes emisores del mundo (China y Estados Unidos) refuerzan sus Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC). También observaremos los progresos que se hacen sobre las soluciones climáticas basadas en la naturaleza, adaptación y manejo de las finanzas.

Stories to Watch 2020

Actores involucrados

Además de las Partes, el elemento fundamental para concretar las ambiciones propuestas en la COP26 será la acción colectiva de los actores clave. El gobierno, los inversores, empresarios, emprendedores y expertos y la gente forman parte de la cadena de acción.

Gobiernos: ¿Quién tomará el mando?

China, Estados Unidos, la Unión Europea y la India producen juntos más del 50 por ciento de las emisiones globales. ¿Veremos a los grandes emisores del mundo ponerse de pie?

Lo que esperamos es ver a un gobierno chino audaz en el tema de energías renovables en la Iniciativa Belt and Road. A la India superando las expectativas al descarbonizar su economía por medio de energía renovable y mayor impulso a la movilidad eléctrica. Esperamos ver encaminado el Pacto Verde de la Unión Europea para lograr una economía limpia, con cero emisiones y que proteja el hábitat natural para mejorar el bienestar de las personas, de las empresas y que tome el liderazgo en la acción climática en todo el planeta.

A pesar de que en Estados Unidos Donald Trump ha reducido la acción climática, 3 mil 800 estados, ciudades, empresas y organizaciones, están comprometidos con mantener el calentamiento global por debajo de los 1.5 grados, reducir en un 68 por ciento los Gases de Efecto Invernadero y el 51 por ciento de las emisiones.

A pesar de las políticas del gobierno de Donald Trump, hubo progreso en 2019 con el declive del dos por ciento de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero y la reducción del 18 por ciento de generación de energía por medio de carbón.

Financiamiento: ¿Agregará valor a la acción climática de 2020?

El sector financiero está despertando a la crisis climática. La Unión Europea definió un acuerdo para definir las inversiones sustentables, los bancos centrales son ahora los nuevos activistas por el cambio climático, las grandes petroleras se enfrentan a las resoluciones de los accionistas sobre el cambio climático, Goldman Sachs gastará 750 mil millones en proyectos de transición climática y reducirá los préstamos para combustibles fósiles, la emisión de bonos verdes superó el hito de los 200 mil millones de dólares y el Banco de Inglaterra establecerá una prueba de estrés climático.

La década pasada funcionó como indicativo para que los inversionistas dejaran de considerar a los combustibles fósiles como una apuesta segura y cada vez más corporativos transnacionales los están desestimando. El flujo de inversión entre el año 2015 a 2019 se triplicó y se espera que aumente durante 2020. Se espera que se dé continuidad a las iniciativas que surgieron en la década pasada relacionadas con la gestión y propiedad de bienes, bancos, reguladores financieros, ministerios de finanzas e instituciones de divulgación.

En 2020 esperamos ver a los reguladores financieros impulsar más la inversión verde y a bancos de desarrollo alinear sus agendas con el Acuerdo de París y dejar de financiar proyectos con combustibles fósiles. Además, sabremos si los ministerios de finanzas de los gobiernos influirán en las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional, en cuanto al precio del carbono y las políticas fiscales verdes.

Negocios: ¿Habrá un clima cambiante para la sostenibilidad corporativa?

Podríamos ver a las grandes corporaciones replantearse su papel. El Foro Económico Mundial expresó que el propósito de cualquier compañía debería ser el de comprometer a todas sus partes interesadas en la creación de un valor compartido y sustentable.

Algunas empresas de alto nivel están tomando el liderazgo, más de 750 compañías se han comprometido con la acción climática basada en la ciencia para reducir cuatro gigatoneladas de dióxido de carbono (GtCo2). Asimismo, está surgiendo una nueva oportunidad con un valor de 4.5 billones de dólares a través de la economía circular.

Sin embargo, el consumismo extremo aún está ganando y como consecuencia se están drenando los recursos naturales del planeta consumiéndose casi dos veces más rápido de lo que se pueden regenerar. Hay compañías que aún no cumplen con los objetivos contra la deforestación y se siguen sacrificando cinco millones de hectáreas cada año.

¿Veremos a 1000 compañías alinearse con la ciencia climática en la COP26? ¿Se unirán industrias de otros sectores como la de los combustibles fósiles, aviación, cemento o metales? ¿Habrá compañías que irán más allá del cambio climático y que buscarán proteger la biodiversidad, al océano, bosques y suelo, y el agua?

Tecnología: ¿Estarán los innovadores a la altura de la ocasión?

La tecnología se mueve más rápido de lo que creemos. En esta década vimos que Bogotá y Chile incluirán mil 100 autobuses eléctricos en sus flotas de transporte y varias empresas y ciudades están optando por electrificar sus flotas de vehículos. Posiblemente veamos al almacenamiento de baterías como el próximo disruptivo, se están llevando a cabo los planes para la planta de captura directa de aire más grande del mundo, ya se hacen pruebas con aviones eléctricos y la primera planta de energía de gas de cero emisiones avanza a escala completa.

Gente: ¿El poder de la gente cambiará el rumbo?

Stories to Watch 2020

Los movimientos sociales están creciendo, algunos ejemplos son la Rebelión por la Extinción, Fridays for Future, Salvemos el Amazonas y Green New Deal. En septiembre de 2019 siete millones de personas salieron a la calle en 185 países para hacer un llamado por el cambio climático. La gente joven de todas partes del mundo catalogó al cambio climático como un asunto global de alta importancia.

Indígenas de varios países también se mantienen juntos ya que cada semana, cuatro indígenas defensores de la tierra fueron privados de la vida. Estamos en un momento de inquietud social y en Francia se vio reflejado con el aumento de los impuestos al combustible, el Chile con huelgas contra el alza de precio en el transporte y en Ecuador con la reducción de subsidios fósiles. La inequidad y la crisis climática va de la mano ya que el 10 por ciento de países más ricos del mundo son los responsables de la mitad de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero. Esperamos ver que se respete el espacio público por medio de Acuerdo de Escazú y que el activismo mundial lidere al cambio político.

Stories to Watch 2020

Andrew Steer finalizó haciendo hincapié en que el verdadero cambio por la acción climática en 2020 va a ser únicamente por medio de un círculo de ambición conjunto entre gobiernos, inversores, empresas, tecnología y la gente, y en que es necesaria la acción colectiva entre diferentes sectores para una acción climática inteligente que genere mayor eficiencia, nuevas tecnologías, la atención a asuntos climáticos delicados como la contaminación del aire y políticas de estabilidad a largo plazo.

Ve la presentación completa de las Historias medioambientales del 2020 aquí

Share

Añadir nuevo comentario

Mantente Conectado

Regístrate para recibir noticias de WRI Mexico

Recibirás noticias y anuncios de la red WRI Mexico.