Usted está aquí

Boletín de prensa: Líderes globales hacen un llamado a la acción urgente en favor de la adaptación climática

El reporte de la Comisión Global de Adaptación informa que invertir 1.8 billones de dólares en cinco áreas a nivel mundial de 2020 hasta 2030 podría generar 7.1 billones de dólares en beneficios netos.

Washington/Rotterdam 10 de septiembre 2019.- A la luz de nuevos hallazgos en investigaciones, líderes de la Comisión Global de Adaptación hacen un llamado a los gobiernos y a las empresas a que tomen medidas urgentes para innovar y avanzar en soluciones de adaptación climática. La Comisión está dirigida por Ban Ki-moon, octavo secretario general de las Naciones Unidas, Bill Gates, copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates, y Kristalina Georgieva*, directora general del Banco Mundial. Este reporte se hace público a medida que los impactos climáticos- como huracanes, inundaciones e incendios forestales- se convierten en una realidad cada vez más urgente.

Tal como han demostrado los acontecimientos recientes, el cambio climático afecta a las personas en todas partes. Además, si no hay acción, millones de personas serán orilladas a vivir en pobreza, lo que conducirá a un mayor conflicto e inestabilidad.

El informe presenta una visión audaz sobre cómo transformar los sistemas clave para que sean más resilientes y productivos. La Comisión considera que por medio de la adaptación se pueden producir importantes beneficios económicos. La tasa general de rendimiento de las inversiones en mejora de la capacidad de recuperación es alta y tiene una relación costo-beneficio que varía de 2:1 a 10:1 e incluso, en algunos casos es mayor.

Específicamente, el análisis revela que invertir $ 1.8 billones de dólares a nivel mundial en cinco áreas desde 2020 hasta 2030 podría generar $ 7.1 billones de dólares en beneficios netos totales. Las cinco áreas que el informe considera apropiadas para invertir son los sistemas de alerta temprana, infraestructura resiliente al clima, mejoras en la agricultura de tierra seca, protección de manglares e inversiones para hacer que los recursos hídricos sean más resilientes. Estas áreas solamente representan una parte de las inversiones totales necesarias y la totalidad de los beneficios disponibles.

La adaptación climática también puede generar un triple dividendo: evita pérdidas futuras, genera ganancias económicas positivas a través de la innovación y brinda beneficios sociales y ambientales adicionales.

El reporte hace un llamado para que la adaptación aborde las desigualdades subyacentes en la sociedad y atraiga a más personas en la toma decisiones, especialmente a los más vulnerables a los impactos climáticos. La realidad es que los más afectados por el cambio climático son los que menos hicieron para causar el problema, es por esto que la adaptación es un imperativo humano.

Ban Ki-moon, octavo secretario general de las Naciones Unidas y presidente de la Comisión Global de Adaptación, al comentar sobre los hallazgos del informe, dijo:

“El cambio climático no respeta fronteras: es un problema internacional que solo puede resolverse con cooperación y colaboración, por encima de cualquier frontera y en todo el mundo. Cada vez es más claro que en muchas partes del mundo, nuestro clima ya ha cambiado y tenemos que adaptarnos a él. La mitigación y la adaptación van de la mano como dos componentes básicos en el Acuerdo de París sobre Cambio Climático y son igualmente importantes. La adaptación no solo es lo correcto, sino también lo inteligente para impulsar el crecimiento económico y crear un mundo resiliente al clima”.

Bill Gates, copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates y copresidente de la Comisión Global de Adaptación, dijo:

“La gente en todas partes está experimentando los devastadores impactos del cambio climático. Los más afectados son los millones de pequeños agricultores y sus familias en los países en desarrollo, que luchan contra la pobreza y el hambre debido a los bajos rendimientos de los cultivos causados ​​por los cambios extremos de temperatura y lluvia. Con un mayor apoyo a la innovación, podemos desbloquear nuevas oportunidades y estimular el cambio en todo el ecosistema global. La adaptación es un asunto urgente que necesita el apoyo de los gobiernos y las empresas para garantizar que las personas más expuestas tengan la oportunidad de prosperar”.

Axel van Trotsenburg, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe y director general en funciones del Grupo Banco Mundial:

“El cambio climático amenaza los hogares, las vidas y los medios de vida en todas partes, pero son los más pobres los que a menudo son los más afectados porque carecen de los recursos para hacer frente. Sin una acción urgente para responder a los estragos del cambio climático, millones de personas más podrían verse sumidas en la pobreza. El Banco Mundial está aumentando la inversión en adaptación porque la evidencia muestra que los edificios resilientes, la infraestructura y los servicios públicos son buenos para las comunidades, las empresas y el crecimiento sostenido de toda la economía".

El reporte se está lanzando con eventos en más de 10 capitales y ciudades de todo el mundo, incluyendo: Majuro, Islas Marshall; Beijing, China; Nueva Delhi, India; Ginebra, Suiza; Ciudad de México, México; Ottawa, Canadá; Wainibuka, Fiji; Washington DC, Estados Unidos; y más. Estos eventos y una nueva campaña en las redes sociales, #AdaptaNuestroMundo, tienen como objetivo demostrar la fuerte demanda de adaptación en todo el mundo.

El informe de la Comisión destaca muchos beneficios económicos, sociales y ambientales de la adaptación. Por ejemplo:

  • La restauración de los bosques de manglares, en lugares como Tailandia, India y Filipinas, protege a las comunidades costeras de las mareas por tormentas extremas mientras proporcionan un hábitat para la pesca local, lo que aumenta la prosperidad de las regiones.
  • Con la estrategia holandesa "Ruimte voor de Rivier" se logró que movieran los diques tierra adentro, ensancharan ríos y crearan plazas que absorben agua. Estos proyectos gestionan y reducen las inundaciones, al tiempo que proporcionan espacios innovadores de uso público y revitalizan los vecindarios.
  • En Zimbabue, los agricultores que utilizan maíz tolerante a la sequía pudieron cosechar hasta 600 kilogramos más de maíz por hectárea que con el maíz convencional. La cosecha adicional fue suficiente para alimentar a una familia de seis integrantes durante nueve meses y proporcionó 240 dólares en ingresos adicionales, ayudándoles a enviar a sus hijos a la escuela y satisfacer otras necesidades del hogar.
  • La reducción de los riesgos de inundación en las zonas urbanas reduce los costos financieros, aumenta la seguridad y hace que las inversiones que de otro modo serían demasiado vulnerables a los riesgos climáticos, sean más viables. Canary Wharf de Londres y otros desarrollos en el este de la capital inglesa habrían sido imposibles sin la protección contra inundaciones de la barrera del Támesis.

El informe hace un llamado a revolucionar tres áreas: comprensión, planificación y finanzas, para garantizar que los impactos, riesgos y soluciones climáticos tengan en cuenta la toma de decisiones en todos los niveles. También explora cómo se pueden aplicar estos cambios importantes en siete sistemas interconectados: alimentos, medio ambiente natural, agua, ciudades, infraestructuras, gestión del riesgo de desastres y finanzas.

Durante la presentación a medios del informe de la Comisión Global sobre Adaptación, y en el que participaron la subsecretaria de asuntos multilaterales y derechos humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Martha Delgado, el jefe de la Unidad Coordinadora de Asuntos Internacionales de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rodolfo Godínez Rosales, la directora ejecutiva del Instituto de Recursos Mundiales México, Adriana Lobo, y como asesor de José Antonio Meade, comisionado por México ante la Comisión, Omar Vidal, la subsecretaria Delgado señaló que en el régimen internacional de cambio climático la adaptación sigue estando en desventaja respecto de la mitigación en términos de acción global y financiamiento.

“Con esto, quiero decir que se invierte mucho más en los esfuerzos por reducir las emisiones que causan el cambio climático, que en los esfuerzos por aumentar nuestra capacidad de resistir ante sus impactos ya inevitables. Indudablemente ambas vías son importantes. Escoger entre la adaptación y la mitigación es una premisa falsa: debemos hacer las dos, y hacerlas bien”, dijo.

Adriana Lobo, directora ejecutiva del Instituto de Recursos Mundiales México, agregó que el cambio climático podría empujar a más de 100 millones de personas por debajo de la línea de pobreza para 2030 en los países en desarrollo.

“Y aunque no estamos preparados para esta nueva realidad, la buena noticia es que los humanos somos ingeniosos. A lo largo de la historia, las personas han demostrado una notable capacidad de recuperación e ingenio frente al cambio climático: hoy necesitamos de ese espíritu y de esa determinación para impulsar el financiamiento para la adaptación, ya que las inversiones actuales están muy lejos de lo que se necesita”, puntualizó.

La Comisión hará varios anuncios y dará a conocer acciones adicionales en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Clima en septiembre de 2019. Estos pasos para la acción, que se describen en el reporte, cubren áreas como la seguridad alimentaria, la resiliencia, la gestión del riesgo de desastres y las finanzas.

La Comisión también anunciará el inicio del Año de Acción, en un evento organizado por el Gobierno holandés, en la Sede de las Naciones Unidas, el 24 de septiembre de 2019. El Año de Acción se basará en las recomendaciones del informe para movilizar acciones sobre el cambio climático para se presentará en la Cumbre de Adaptación Climática en octubre de 2020 en los Países Bajos.

*Nota: Kristalina Georgieva se encuentra actualmente en un permiso de ausencia como directora ejecutiva del Banco Mundial tras su nominación como candidata para el cargo de directora gerente del Fondo Monetario Internacional.

Sobre la Comisión Global de Adaptación

La Comisión Global de Adaptación tiene como objetivo inspirar a los jefes de estado, funcionarios gubernamentales, líderes comunitarios, ejecutivos de empresas, inversores y otros actores internacionales a prepararse y responder a los efectos perjudiciales del cambio climático con urgencia, determinación y previsión. Al acelerar la adaptación climática, podemos garantizar que las personas se beneficien de las opciones rentables, reduzcan los riesgos y se fortalezcan. La Comisión Global de Adaptación está compuesta por 34 Comisionados y es convocada por 20 países, además reúne a líderes del mundo político, empresarial, multilateral y científico para identificar soluciones e impulsar la acción.

La Comisión está dirigida por Ban Ki-moon, Bill Gates y Kristalina Georgieva. Está gestionada por el Centro Global de Adaptación y el Instituto de Recursos Mundiales.

**Fotografía:

  1. Rodolfo Godínez Rosales, jefe de la Unidad Coordinadora de Asuntos Internacionales de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales
  2. Martha Delgado, subsecretaria de asuntos multilaterales y derechos humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores
  3. Adriana Lobo, directora ejecutiva del Instituto de Recursos Mundiales México
  4. Omar Vidal, experto de la Comisión Global de Adaptación

Contact

Mantente Conectado

Regístrate para recibir noticias de WRI Mexico

Recibirás noticias y anuncios de la red WRI Mexico.