Usted está aquí

Las 6 grandes historias sobre medio ambiente y desarrollo de 2017

El año pasado ocurrieron eventos políticos que impactaron a todo el mundo: la elección de Donald Trump; la proliferación de "noticias falsas" y el surgimiento de movimientos populistas y anti-globalización en Gran Bretaña, Filipinas y otros lugares. Muchos de estos movimientos fueron alimentados por el sentimiento, cada vez mayor entre ciertos grupos, de que están siendo dejados fuera de las oportunidades económicas.

La gran pregunta para 2017 es la siguiente: ¿Son estos eventos disruptivos un acelerador del progreso hacia un mundo más sostenible y equitativo, o significan una vuelta atrás?

El Presidente y Director Ejecutivo del World Resources Institute, Andrew Steer, abordó esta pregunta en Washington durante la presentación anual de "Historias a seguir", y destacó seis temas principales para examinar a lo largo de este año. La forma en que se desarrollen ayudará a determinar si continuamos reduciendo nuestras emisiones, expandiendo la economía y fomentando el desarrollo sostenible, o no.

 

Historia 1: ¿Hasta dónde llegará Donald Trump?

Antes de su toma de posesión como presidente de los Estados Unidos el 20 de enero, el ahora presidente Trump nombró a varios escépticos climáticos a su gabinete. Será importante observar cómo estos nuevos líderes y sus decisiones políticas afectan lo que se ha hecho para proteger al ambiente, como las normas sobre emisiones de ozono y metano, las normas sobre energía renovable y eficiencia energética y la norma sobre el agua limpia.

El papel de Estados Unidos como líder del clima también está en juego, y con un futuro incierto tanto para el Plan de Energía Limpia, como para el compromiso de EU con el Acuerdo de París sobre el cambio climático, y la capacidad del país para cumplir su objetivo nacional de reducir las emisiones en 26-28 por ciento hacia 2025.

"No hay nada particularmente partidista sobre la protección de la creación de Dios -tradicionalmente han sido los republicanos los que han liderado a menudo en este tema", dijo Steer. "Así que no vamos a asumir nada antes de ver pruebas reales, aunque no hay duda de que las declaraciones (de Trump) sugieren que habrá una evisceración de algunas de las protecciones medioambientales en este país".

Será interesante observar cómo responden los líderes a nivel local. Ya 15 estados y 51 ciudades han llamado a la acción climática. Ante las amenazas a nivel federal, ¿estos líderes, aquellos en el Congreso y los ciudadanos intensificarán sus acciones?

 

Historia 2: El renacimiento de los combustibles fósiles contra el surgimiento de la energía renovable

Aunque Trump ha prometido regresar al uso del carbón, es poco probable que pueda hacerlo teniendo en cuenta las condiciones económicas actuales.

La industria del carbón de los Estados Unidos se ha ido desplomando desde 2008, y la energía limpia es ahora uno de los sectores del empleo con más rápido crecimiento en el país. Las energías solar y eólica son ahora casi tan rentables como el carbón y el gas natural en muchas áreas. "La disminución del carbón en los Estados Unidos no tiene casi nada que ver con la legislación", dijo Steer, "tiene que ver solamente con la economía".

Y globalmente, aunque un tercio de la capacidad energética planeada todavía está basada en el carbón, la inversión en energía renovable fue el doble que la del carbón y el gas el año pasado. ¿Continuará este crecimiento? El seguimiento de los compromisos en energías renovables de grandes actores como India y China será un indicio sólido, así como los resultados financieros de la Cumbre del G20 en julio.

 

Historia # 3: ¿Continuará el impulso internacional sobre la acción climática?

El año pasado fue un momento clave para la acción climática internacional cuando 196 países adoptaron el Acuerdo de París. Los únicos que no han firmado son Siria, Uzbekistán y Nicaragua.

Muchos países ya están traduciendo sus compromisos de París en acciones concretas. Por ejemplo, 38 naciones y ocho instituciones se han unido a la Asociación de los NDC (Contribuciones Nacionales Determinadas, por sus siglas en inglés), que tiene como objetivo acelerar la acción y aumentar la ambición en la implementación de los objetivos climáticos nacionales.

Será importante observar si se avanzará más este año. Algunos momentos importantes serán los siguientes: ¿India alcanzará sus ambiciosos objetivos solares? ¿China lanzará con éxito un mercado nacional del carbono? ¿El nuevo Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, hará del cambio climático una prioridad tan alta como lo hizo su predecesor Ban Ki-moon?

 

Historia 4: Mercados del mañana

Muchas empresas no sólo están moviéndose hacia la sostenibilidad, sino que están liderando el sector. Más de 200 empresas se han comprometido a fijar objetivos de reducción de emisiones basados en lo que la ciencia dice que es necesario para prevenir los peores efectos del cambio climático, cerca de 600 trabajan en cadenas de suministro sin deforestación y 84 se han comprometido a operar con 100 por ciento de energía renovable.

Al mismo tiempo, los inversores están cada vez más gestionando fondos considerando factores ambientales, sociales y de gobernanza, y la creciente evidencia muestra que la incorporación de estos criterios puede tener un efecto neutro o incluso positivo sobre los rendimientos. "En los viejos tiempos, los gobiernos establecían las regulaciones y el sector privado decía 'OK, los cumpliremos'", dijo Steer. "Hoy el sector privado está imponiendo la agenda".

La pregunta es si ese impulso continuará en 2017, y si el cambio a la inversión sostenible se traducirá en presión para las juntas de directores de los grandes corporativos.

Los puntos de referencia serán si más compañías establecen objetivos basados en la ciencia y si estos objetivos se expanden a otros sectores, como el del uso de la tierra y del agua. También será interesante ver cómo reaccionan las empresas y los inversores ante el próximo informe de la Comisión Empresarial sobre Desarrollo Sostenible, lanzado durante el Foro Económico Mundial en Davos.

 

Historia 5: El ascenso de los alimentos a base de plantas

El consumo de carne y especialmente de carne de ganado vacuno tiene uno de los mayores impactos en el ambiente, en cualquier sector. El ganado es el mayor motor de la deforestación y, si todo el ganado del mundo fuera un país, sería el tercer mayor emisor de carbono. El reto es frenar este impacto mientras se produzca el 70 por ciento más de los alimentos necesarios para nutrir a una población que crecerá considerablemente hacia 2050.

Afortunadamente, estamos viendo un creciente interés en las proteínas vegetales, especialmente en los Estados Unidos. Una cuarta parte de los estadounidenses informa comer menos carne roja, mientras que uno de cada 10 milenials es vegetariano o vegano. Tyson lanzó un fondo de capital de riesgo con un valor de $150 millones de dólares para explorar alternativas a la carne. Como parte de la iniciativa de Riesgo y Retorno de la Inversión en Animales de Granja, 42 inversionistas institucionales, que representan $1.25 billones en activos, presionaron a las compañías de alimentos para que sus cadenas de abastecimiento se encaminen a diversificar sus fuentes de proteína. Los productos hechos con alternativas a la carne, incluyendo las proteínas vegetales que saben a hamburguesa, pollo y albóndigas, ahora se venden en 11,000 almacenes.

La pregunta es si los productores de carne de ganado vacuno comenzarán a diversificarse y establecerán estrategias para reducir su impacto, y si la demanda de los consumidores de proteínas vegetales y otras alternativas sostenibles crecerá.

 

Historia 6: ¿La innovación en los automóviles ayudará a la gente y al planeta?

Olvídese del carruaje sin caballos. La nueva tendencia del automóvil es coches sin conductor. Más de 30 grandes empresas están experimentando actualmente con vehículos automatizados. Mientras tanto, los servicios de traslado compartido como Uber, y Didi en China, valen decenas de miles de millones de dólares, además de que hay más de un millón de vehículos eléctricos en uso a nivel mundial.

La cuestión es si estas tres tendencias -automatización, traslado compartido y electrificación- se integrarán para reducir el impacto de los automóviles en el medio ambiente, o si van a operar en silos y aumentarán el número de vehículos en los caminos. Como dijo Robin Chase, miembro de la Junta Directiva de WRI y cofundador de Zipcar: "Eliminar a los conductores de los autos y mantener todo lo demás igual sobre nuestro sistema sería un desastre". Después de todo, bajo el actual modelo centrado en el automóvil, los trabajadores pierden alrededor de ocho días al año en productividad sentados en el tráfico, además de que el transporte es responsable del 14 por ciento de las emisiones globales.

También es importante que estas nuevas innovaciones complementen la oferta existente, en lugar de que compitan con las personas y las opciones de movilidad amigables con el planeta, como el transporte público y el ciclismo.

 

Un año emocionante por delante

Puede que no sea fácil ver cómo se desarrollarán estas historias durante este año, pero 2017 ciertamente no será aburrido.

"Nos guste o no, cambios reales pasarán (este año)", dijo Steer. "Algunos cambios parecen no ser muy buenos. Es nuestro trabajo conseguir que de esto surjan círculos virtuosos y lograr un cambio realmente positivo".

 

Para ver el video del evento y tener acceso a la presentación, visite esta página.

Mantente Conectado

Regístrate para recibir noticias de WRI Mexico

Recibirás noticias y anuncios de la red WRI Mexico.